El barrio de Dalt Vila de Ibiza

003_daltvila_deEl recinto amurallado de la ciudad de Eivissa, tradicionalmente llamado Dalt Vila, fue fortificado por Felipe II para proteger la ciudad de ataques de Otomanos y piratas.

El recinto amurallado de Dalt Vila tiene cinco puertas de entrada. La puerta principal, situada frente al barrio marinero de la Marina, nos recibe tras subir una pendiente y pasar un puente levadizo, lo que se denomina Portal de ses Taules flanqueado por dos estatuas romanas.

Atravesando esta puerta, entramos al Patio de Armas y, desde aquí, se accede a la Plaça de Vila, centro vital del barrio y punto de partida para subir hacia los baluartes.
Desde los baluartes se tiene una maravillosa vista sobre la bahía, ses Salines e incluso la isla de Formentera. Recomendamos subir hasta la plaza de la catedral desde donde se divisa la cúpula de la iglesia de Santo Domingo (s.XVI). También aquí encuentramos el Museo Arqueológico de Ibiza que posee muchas piezas importantes de la época en que Cartago dominaba el Mediterráneo.
Junto al Museo Arqueológico encontramos el Puig des Molins, la necrópolis más grande y mejor conservada de la cultura fenicio-púnica, con más de 3.000 tumbas. Es la mejor colección de restos púnicos del mundo.

El recinto fortificado de la ciudad de Ibiza fue declarado en 1999 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta declaración también incluyó la necrópolis del Puig des Molins, el poblado fenicio de sa Caleta y las praderas de posidonia del Parque Natural de ses Salines.