Cova des Culleram en Sant Joan

Ibiza conserva una cueva santuario erigida en honor de la diosa Tanit, a quien los fenicios profesaban gran adoración. Es la Cova des Culleram (Cueva des Culleram), situada en el municipio de Sant Joan de Labritja, en el noreste de Ibiza. Tiene su mirador a doscientos metros sobre el nivel del mar, y ofrece una espectacular panorámica con la isla de Tagomago de fondo.

Al parecer, la Cova des Culleram se utilizó como santuario de la diosa Tanit durante los siglos IV y III a. C., como dan fe centenares de estatuas votivas aparecidas en la cueva. La mayoría eran de terracota, con rasgos similares al arte religioso de egipcios y griegos.

La Cueva des Culleram fue descubierta en 1907 por el arqueólogo Carles Roman. A partir de entonces se realizaron varias excavaciones que permitieron rescatar diversas piezas arqueológicas, muchas de las cuales pueden verse actualmente en el Museo de Arqueología de Ibiza. En 1969 las investigaciones fueron detenidas debido a las dificultades de acceso al interior.

Pese a ello, el culto a la diosa Tanit fue recuperado por la colonia de hippies que poblaron la isla en los años sesenta y setenta. La Cova des Culleram se convirtió entonces en todo un símbolo.

En el año 2000, el Consell Insular de Ibiza, que en 1998 había adquirido la cueva, decidió emprender las obras de rehabilitación. Actualmente, la cueva está abierta al público y puede visitarse de forma gratuita.